La alegría como terapia

Lo más importante en la vida no siempre son las cosas que suceden. Importa más la actitud con la que nos enfrentamos a ellas.

Disfruta reír todos los días, pues es un buen ejercicio muscular, reduce la percepción del dolor y equilibra el estado de ánimo. ¡A mantenernos lo más felices posible!

¡Alégrate! Porque la alegría proporciona grandes beneficios a nuestra salud física y emocional. Y es que al hacerlo, segregamos endorfinas y sustancias naturales altamente estimulantes y, además, nos ayuda a bajar la presión arterial, nos relaja y rejuvenece.

Las emociones positivas envían a nuestro cerebro señales rítmicas y ordenadas, así como logran disminuir el nivel de estrés en nuestro cuerpo.

Porque ser feliz es una decisión.

Cada día es una nueva oportunidad para ser mejor que ayer.

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email